Dibujo a pluma para la obra confesiones de una garrapata

«A lo largo de sus más de quinientas páginas, la galardonada autora describe, en un estilo llano y sin pretensiones de ningún tipo, cómo se alimenta. La obra que logra borrar definitivamente las fronteras entre literatura, periodismo, crónica autobiográfica y hematofagia.»